La Guardia de Honor

del Sagrado Corazón de Jesús

La ofrenda diaria consiste en una Hora de Guardia cada día. Al empezar esta hora, sin necesidad de cambiar, ni dejar cosa alguna de las ocupaciones ordinarias, se trasladarán en espíritu al Centro del Amor, es decir, al Santo Tabernáculo. Allí ofrecerán sus pensamientos, palabras, acciones y penas al Divino Corazón, especialmente el deseo que debe animarlos de glorificarle, amarle y desagraviarle. Se unirán al santo intercesor o abogado de la hora, para que les alcance del Sagrado Corazón las gracias que necesitan para emplearla bien y reparar las imperfecciones que cometieran él y los demás en aquella hora.

¿PARA QUIÉN ES LA GUARDIA DE HONOR?

Para  los pecadores es el medio de volver al Sagrado Corazón. Para los indiferentes es el medio de amar al Sagrado Corazón. Para los fervorosos es el medio de unirse al Sagrado Corazón. Para los apóstoles, es el medio de conquistar almas para el Sagrado Corazón, pues cuanto más activo es el apostolado de un alma, más conveniente es que viva en contacto con el Corazón de Cristo.

¿QUIÉNES PUEDEN PERTENECER A LA GUARDIA DE HONOR?

Los niños mayores de 6 años, que aprenderán así a ofrecer algo a nuestro Señor que tanto los ama y están esperando la primera visita eucarística y si ya la tuvieron, para que siempre estén unidos a Jesús.
Los jóvenes, para que sacien su sed de amor en la fuente inagotable de su Corazón Divino.
Las mujeres, que comprenderán mejor el don de sí mismas a Dios y por Dios a los demás.
Los hombres, que sabrán defender su fe y hacerla respetar en todas partes. E igualmente, pueden unirse a la Guardia de Honor, los sacerdotes, las religiosas y todas las almas consagradas.

 

INTENCIONES PARA LA GUARDIA DE HONOR

12 a 1: La Santísima Virgen María. La Iglesia: el Papa, los cardenales, obispos, sacerdotes, órdenes religiosas, seminarios y noviciados. Las causas difíciles y desesperadas.

1 a 2: San José y los Santos. Las naciones y sus gobernantes, las administraciones civiles, la paz y la concordia.

2 a 3: Los Justos de la tierra. Las grandes instituciones políticas, sociales, económicas, medios de comunicación social, la magistratura, el ejército, la orientación cristiana de las leyes y las costumbres públicas, la santificación de los días festivos.

3 a 4: Los Serafines. La familia: padres e hijos. El matrimonio y su estabilidad. El respeto a la vida de los niños antes de nacer. Los asuntos encomendados a nuestra oración.

4 a 5: Los Querubines. La enseñanza: Educación de los niños y jóvenes. Los maestros educadores y los centros de enseñanza. Los jóvenes en situación de elegir estado de vida.

5 a 6: Los Tronos. El trabajo: los empresarios y los obreros de toda clase. Sentido cristiano de la legislación laboral. Los que van de viaje.

6 a 7: Las Dominaciones. Los que sufren: Los pobres, los enfermos, los prisioneros, los que no tienen trabajo ni hogar; los prófugos y los refugiados. Los que están expuestos a pruebas y tentaciones.

7 a 8: Las Virtudes. La propagación de la fe: Los misioneros, las obras misionales, todas las obras de evangelización y apostolado. La conversión de los paganos y de los incrédulos.

8 a 9: Las Potestades. La conversión de los pecadores y alejados de la Iglesia. Reparación por las blasfemias y los sacrilegios.

9 a 10: Los Principados. Los agonizantes: la perseverancia final de los moribundos. Facilidad para que los enfermos reciban los santos sacramentos.

10 a 11: Los Arcángeles. Las almas del Purgatorio, los asociados y familiares difuntos.

11 a 12: Los Ángeles. El Reinado del Corazón de Jesús: las obras Eucarísticas. Todas las obras y asociaciones que promueven la devoción al Corazón de Jesús. Difusión de la Hora de Presencia y aumento de la Guardia de Honor. Acción de gracias por los beneficios recibidos.

 

ORACIÓN DIARIA DE LA GUARDIA DE HONOR

Decir mentalmente la oración: "Divino Jesús yo te ofrezco esta HORA DE GUARDIA, durante la cual, en unión de (aquí se nombran el Santo Patrono de la Hora que se ha escogido y se dice la intención particular de esa Hora), deseo muy especialmente amarte, glorificarte y reparar las ofensas que recibes de todos los hombres, sobre todo consolar tu adorable Corazón. Acepta con esta intención mis pensamientos, mis palabras, mis acciones, penas y sufrimiento; recibe, sobre todo, mi corazón que te entrego sin reserva, suplicándote lo consumas en el fuego de tu purísimo amor”. Amén 

“Jesús manso y humilde de Corazón haz mi corazón semejante al tuyo”

Ofrenda al Padre Eterno

Padre Eterno, en esta Hora de Guardia, con la Virgen María y los discípulos fieles junto a la Cruz de Jesús, te ofrezco la Sangre y el Agua que brotan de la herida del Corazón de tu Hijo Unigénito, para reparar mis pecados y los de todos los hombres, en sufragio de las almas del purgatorio, y por las necesidades de la santa Madre Iglesia. Padre Nuestro, ten misericordia de nosotros.

Acto de Consagración- Corazón de Jesús, que en este día has querido admitirme entre tus fieles servidores de tu Guardia de Honor

PRACTICA DE LA GUARDIA DE HONOR

A la Hna. María del Sagrado Corazón Bernaud religiosa visitandina, le fue inspirado por el Sagrado Corazón de JESÚS, un cuadrante que es el Estandarte de la Archicofradía, en el que figuran las horas de guardia para reparar el corazón herido de Nuestro Señor Jesucristo que sufrió en su agonía y derramó su sangre en la cruz.

El 13 de Marzo de 1863, fiesta de las Cinco Llagas, en el Monasterio de la Visitación de Santa María de Bourg Francia, nace la Guardia de Honor del Sagrado Corazón de JESÚS .

La Guardia de Honor es la reunión de fieles cristianos (laicos, religiosos, sacerdotes y Papas) para dar culto al Sagrado Corazón de Jesús, con aprobación Pontificia y Diocesana, conforme la espiritualidad de Santa Margarita María Alacoque.